Los gatos y el transportín

Los gatos y el transportín

Después de ver esta foto que nos envían de Moix tan tranquilo en su transportín antes de salir de casa, queríamos recordaros la importancia de que vuestro gato no tema al transportín. 

¿Que es lo que normalmente pasa? Tenemos que ponernos en la piel de nuestro gato. Tenemos el transportín guardado y nuestro gato no lo ve; de repente un día lo bajamos, cerramos al gato en el transportín, que es un espacio cerrado y pequeño, además le sacamos a la calle con todos los ruidos a los que no está acostumbrado. Y luego llegamos al veterinario donde normalmente se le vacuna. En resumen, el gato va a relacionar el transportín con un gran estrés. 

¿Que debemos hacer? Es muy fácil, lo que vemos en esta foto de Moix. El transportín lo podemos dejar en casa abierto, sin la reja, con un cojín dentro, con algo de comida dentro.. para que nuestro gato se acostumbre a que es algo normal y que incluso puede descansar o comer premios dentro.

De esta manera conseguiremos que nuestro gato vaya más tranquilo al veterinario. Y si aún así no lo conseguimos, recordad que ofrecemos el servicio de veterinario a domicilio.