Pepita ingresada

Pepita ingresada

Pepita comió algo que no debía y le sentó muy mal, por eso tuvo que quedarse toda la mañana ingresada con nosotras para ir hidratándose con suero y las medicaciones que necesitara. 

Como en la zona del veterinario se sentía sola y aprovechando que no había pelus la hemos tenido en la zona peluquería, tan tranquila y como su propietaria le ha comprado una de nuestras camitas antiestres pues ha estado la mar de comoda.

¡Ingreso Delux!

Por suerte tres horitas más tarde ya estaba mucho mejor y pudo ir a descansar a su casa.