¡Que calor!

¡Que calor!

Por fin ha llegado el verano y, con él, el calor. En los días que más aprieta, los mecanismos que tienen los perros para luchar contra él, como el jadeo, pueden no ser suficientes y a se exponen a sufrir un golpe de calor, un trastorno grave que puede resultar mortal si no se actúa a tiempo.

 

Pensad que nuestras mascotas notan las altas temperaturas más que nosotros y hay razas especialmente sensiblescomo los Bulldog, Carilnos… Hay que tener ciertas precauciones a la hora de sacarles a pasear como evitar las horas de máximo calor y pasear de noche mejor, llevar siempre agua con nosotros para poder ofrecérsela en caso de necesidad, si sube mucho la temperatura intentar no hacer demasiado ejercicio con ellos. También es importante no dejarles dentro del coche a pleno sol con las ventanas cerradas.  Estos son algunos consejos para evitar el “golpe de calor”. 

 

Éste golpe de calor se reconoce porque se eleva la temperatura corporal, aumenta el ritmo cardíaco y se acelera la respiración, también puede mostrarse tambaleo, temblores musculares y un decaimiento considerable de sus fuerzas. Si veis uno des estos sintomas es importante acudir al veterinario urgentemente y intentar refrescarle con agua.